maildelviernes.es | ¿Quienes somos?
Nunca discutas con un imbécil, te hará descender a su nivel y allí te ganará por experiencia
7969
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-7969,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0,vc_responsive
 

¿Quienes somos?

Mail del Viernes SL

Mail del Viernes es el complemento ideal para las duras e infinitas jornadas de trabajo: Llegas al final de la semana, después de unos días en los que tu jefe (porque todos tenemos jefes…) te ha hecho sentir como un becario.

Has hecho de todo, has llegado a todo tarde y… qué te queda? El #mdv, directo a tu Inbox y dispuesto a arrancarte una sonrisa, la primera antes del fin de semana, y que te anima a empezar el viernes, el de verdad, el fetén, fuera de la oficina. No #mdv No party.

Tradición

¿Qué hay más clásico en las oficinas de la capital que el #mdv? Desde que el mundo es mundo, y los becarios son becarios, siempre ha habido mails, comentarios, chistes y bromas que hacen que tus horas en la oficina se sientan de otra manera.

Y claro, como no ha parado de crecer… empieza a ser tradición en muchas más oficinas fuera de Madrid.

Y a raíz de esto, el CEO (y becario) del Mail del Viernes se propuso formalizar la informalidad de las bromas y crear el ya tradicional #mdv que da unas pinceladas de humor a todas las oficinas que presumen de seriedad bajo el nudo de una corbata.

Porque hay tradiciones en la vida que es mejor que se mantengan, y que una de ellas sea el Mail del Viernes.

Dinamismo

Bajo el tópico “para gustos, colores”, el Mail del Viernes se ha ido adaptando al sentido del humor español.

La idea ha ido evolucionando con el paso del tiempo, y ha acabado por mezclar los mejores ingredientes que ayudan a reír incluso en momentos complicados: Los temas más actuales, los tweets más retuiteados, las bromas de compañeros de piso, los mejores carteles, la falta de dignidad de algunos americanos cuando van al súper, curiosidades… y unas portadas picantes para los que les cuesta abrir el #mdv.

Con tantos colores, difícilmente no encontrarás algún #mdv con buen gusto…

Calidad

Toda empresa seria que se precie debe tener un ejército de becarios que aseguren la calidad del producto/servicio.

Y claro, como el presupuesto del Mail del Viernes es limitado, de momento se tiene un becario que vale por un ejército, que se lleva todos los palos que se merece y alguno más, y que gracias a eso se compromete a aumentar la calidad de cada mail semana a semana: ¿El último #mdv no estaba a la altura de lo que esperabas? El próximo seguro que lo está, o al menos se acercará un poco más.

Sentido del humor

Desde el Mail del Viernes no se ha concebido en ningún momento un entorno empresarial lo suficientemente serio como para no permitir un descanso, un café o un momento para compartir anécdotas del último fin de semana, de amigos o de familia que te permitan salir de la seriedad a la que nos encaminamos cuando entramos en la oficina.

Por un mundo con más sonrisas, con más risas y con más anécdotas que contar, el mail es necesario. Y seguiremos aportando nuestro granito de arena para cambiar la seriedad de los jefes.

Tendencia

Ideas como la del Mail del Viernes pueden parecer que salgan de la nada, pero son un reflejo de que cualquier inquietud puede arrastrar a la suficiente gente como para convertirse en tendencia: No tiene que ser una tendencia mundial, pero sí una tendencia propia a compartir con tu entorno, que acabe creciendo… y que acabe por contagiar un poco más de humor en la oficina.

Y si la tendencia del #mdv crece lo suficiente, intentaremos imponer los fines de semana de 3 días: De Sábado a Lunes, que los viernes…. Los viernes tendrán que seguir siendo el mejor día.

Elegancia

Si bien el entorno en el que el Mail del Viernes se mueve se sitúa entre trajes y corbatas, siempre mira de reojo sus orígenes: Noches infinitas de estudio y café como paso previo al mundo empresarial.

En el Mail del Viernes los becarios tienen presente sus orígenes, y han intentado mantenerlo con un toque de elegancia a través del merchandising diseñado y desarrollado: Tazas (para el café) exclusivas que te harán destacar en la oficina más que una buena corbata, y muñecos antiestrés que harán que dejen de fijarse en qué tipo de zapatos llevas.

Porque la elegancia no riñe con un buen complemento, y porque los complementos de oficina no siempre tienen que ver con la ropa: Tazas y muñecos antiestrés. No Becario no Coffee.